24 jun. 2010

Reflexiones de una tarde de estudio

Una tarde más sumergida entre hojas de apuntes, conversaciones de messenger, conversaciones de Skype, jugando en páginas... Y, aunque tengo ganas de ver la calle después de casi un mes encerrada sin vida social por los exámenes, también me gusta quedarme sentada en esta silla y hablar y hablar hasta que nos avisan para cenar o nos tenemos que ir por algún motivo. Esa típica frase de: "¿No tienes vida social o qué? Todo el día enganchad@ al ordenador sin salir". Teniendo en cuenta que ahora mismo la mayoria de universitarios (amigos míos) están de exámenes, no tengo con quien salir & teniendo en cuenta que yo también lo estoy pues me quedó aquí estudiando.

Sin embargo, a mí eso del "enganche de ordenador" me da igual, porque yo no estoy enganchada a un ordenador, estoy enganchada a ti. A mí me gusta quedarme una tarde aquí si con quien hablo es contigo, me gusta quedarme una tarde aquí si a quien veo es a ti, me gusta quedarme una tarde aquí si a quien oigo hablar es a ti, me gusta quedarme una tarde aquí si a quien oigo reír es a ti... Y aunque últimamente no ganamos para broncas, peleas, piques, mosqueos, cabreos, derivados, llamémosle x me compensa eso, me compensa el discutir contigo y que al rato volvamos a estar bien, pese a que hayamos estado media hora, tres cuartos de hora sin dirigirnos la palabra o sin "mirarnos". Odio discutir contigo & odio estar mal contigo, pero sabemos que detrás de ese pique hay palabras que nos harán pensar que ha sido una tontería & que es mejor volver a lo de antes: sonreír, hablar, jugar...

Una relación de pareja implica demasiadas cosas, por mucho que nadie quiera depende del otro, al final te vuelves algo dependiente. Es decir, si tu pareja está mal tú automáticamente te pondrás mal porque te afectará -y, perdona que te diga, si no te afecta es porque realmente te da igual tu pareja-. Si tu pareja te dice que está feliz y tú has tenido un día de mierda, será a la inversa, sin embargo, tú pareja hará lo imposible para que tú esa cara mustia y triste la cambies por una alegre y sonriente -o al menos, eso hace conmigo-. Si hay una pelea, sea de quien sea la culpa, uno de los dos acabará cediendo, lo malo es cuando alguien de la pareja es demasiado orgulloso y ahí puede haber algún problemita, pero siempre, al final acaba cediento alguna vez la persona ogullosa porque... más vale perder el orgullo por la persona que quieres, que perder a la persona que quieres por tu orgullo, ¿no?

Con esto, no quiero dar consejos de pareja a nadie, ni creerme la mejor en mi relación, ni que nadie critique, sólo doy mi punto de vista respecto a mí. Yo era una chica muy fría, algo arisca, y para nada ñoña. Podría tener momentos ñoños pero uno de cada mil días, y ha sido conocer a mi Ángel de la Guarda y cambiar eso de mí. Ahora le puedo decir algo bonito en una hora mil veces que no me importa, aunque como siempre, a veces saco mi parte arisca, borde y fría y, creedme, a mí me encanta ser así.

Ahora marcharé a cenar echándote de menos -anda, ahora soy ñoña-, luego volveré, no sé si estudiaré o no, quizá me leo uno o dos temas, que son cortitos mientras oigo de fondo tu teclado, tu respiración, si toses, si bostezas, si estornudas... Los coches y las motos que pasan por tu calle... Y, luego, estaremos jugando y hablando hasta las tantas, aunque intentaré irme pronto que mañana hay que madrugar para estudiar.

¿Sabéis una cosa? Esto que no lo lea él pero... Yo no recuerdo lo que era estar en un ordenador si ver su cara por la web cam del messenger, sin estar hablando con él hasta las tantas y escuchar todo su entorno, sin estar pendiente del msn cada vez que entro para ver si está, y si no está, esperar a que se conecte; yo no recuerdo lo que era ir por la calle sin pensar "¿me llamará? ¿me mandará un sms? ¿me dará un toque?, yo no recuerdo lo que era una vida sin ti, ¿pero sabéis otra cosa? No la recuerdo, pero tampoco quiero, yo me quedo con lo que tengo ahora & lo que me queda por delante, por que sé que mi futuro y mi vida está contigo.

PD: Si véis que hablo mucho de ordenador, Skype y derivados es porque mi novio no es de mi ciudad, es de Asturias y yo de Málaga, y a pesar de la larga distancia que tenemos, llevamos 5 lindos meses juntos. Algún día os contaré nuestra historia o al menos, una reflexión de una relación a distancia, que no es tan difícil como se pinta pero tampoco fácil.

Un besito, blogueros.

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en todo, (si fuera de otro modo, mal íbamos xD). Sabes perfectamente a lo que me refiero, y no puedo evitar darte las gracias, te quiero y te adoro, y sabes qué eres para mí.

    Respecto a la distancia... si, es jodido, obviamente me duele no poder tenerte aquí, tener que depender de un PC o un Móvil para comunicarnos... tener que "esperar" que tu no salgas esta tarde, para poder estar mas rato contigo, y no estar echándote de menos. Por supuesto que me encantaría vivir en Málaga, que me digas, Chema, hoy voy a salir con Kris, pero en plan amigitas ¬¬ y que yo te diga, ¡Pues yo saldré con TAL! (ese TAL, sería algún amigo tuyo, ya que de Málaga, que no sea por tí, obviamente, no conozco ni al tato xD) Me gustaría poder vivir ahí, y lo sabes, tiempo al tiempo. De momento llevo los 5 mejores meses de mi vida, pasé junto a ti... poco mas de una semana en 'carne y hueso' pero ahora me espera un mes por delante contigo, un mes.. ¿Sabes lo que eso significa?... No se como nos tendremos que separar a finales de agosto... pero tampoco quiero pensar en eso, sino en la próxima vez que te tenga junto a mi, que apartir de ahora, será cada poco.

    Te amo cariño

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta pareja!! Jejeje, y sobre la distancia no tiene nada que ver, con ilusión se puede llegar a todo. Yo solo tengo que decir que tuve una novia durante 2 años y ella era de Sevilla y yo de Alicante y eso no importaba.

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.