8 jul. 2010

Borrón

Hay días en los que te gustaría coger una goma típica de MILAN de esas que eran inagotables y nunca se terminaban porque acababas perdiéndola siempre, al menos, eso me pasaba a mí; o cogiendo un tipex pero de los de brocha que con esos te explayas más y borrar sin cesar. También podrías abrir el cajón del olvido —todo el mundo tiene uno y quien diga lo contrario, miente— y coger el día por el pescuezo & meterlo ahí, echar la llave y no volverlo a abrir hasta que haya otra cosa que olvidar, pues, cuando lo abres, lo anterior ya se ha olvidado o está muy pero que muy oculto y lejos & apenas puedes saber qué pasó en ese momento o qué olvidaste aquella vez.

Pero, como todo eso son metáforas y no se puede hacer, digamos que el dormir equivale a todo lo anterior, aunque cuando pasa algo así te cuesta vida y media en quedarte dormida —y más si te has levantado cerca de las 4 de la tarde—. Sin embargo, cuando te levantas, se supone, que todo está semi olvidado o al menos estás tan atontada de haberte levantado que no recuerdas mucho de lo anterior, lo que pasa que a pesar de ello en tu rostro se puede apreciar que algo no anduvo bien —más a mí, que cuando me pasa algo se me nota simplemente por saludar— & entonces se lo comentas a alguien, ese alguien te dice que no pasa nada, que son días malos, que ya no hay que pensar en ello, que es un día para olvidar, que todo el mundo tiene días así... Entonces decides "hacer" caso de los consejos & pensar que ese día va a ser el mejor, que no habrá discusiones, ni piques ni tonterías que lo empeoren.

La cosa jode mucho más, cuando esos piques y discusiones ocurren con esa persona, y diréis: "¿Qué persona?", pues, la persona con quien quieres compartir tu vida, con quien cada día sonríes, a la cual abrazas cuando puedes, la que te tiene atontá & boba desde que la conociste... Con esa persona. Cuando ocurre algo con esa persona, todo se intensifica más, todo te jode más & todo lo ves peor, porque si de por sí eres pesimista —ya lo dije en otra ocasión pero yo no soy pesimista, soy lo siguiente— cuando ocurre algo así solo sientes miedo. Sí, lo sientes porque piensas que a pesar de ser piques tontos pueden acabar en piques más fuertes & tener una gran discusión & bronca, y siendo como somos las personas, cada cual con sus defectos y virtudes, no se sabe por donde puede salir.

Aunque no todo ha ido mal en el día de hoy, España ha pasado a la final contra Holanda, el próximo domingo a las 20:30 en Telecinco o Canal + —No me pagan, ¿vale?—. Así que, puedo decir, que estando con mi Ángel de la Guarda, llevando cinco meses y una semana hemos sido testigos de ese acontecimiento histórico deportivo & aunque se ha visto tapado por lo mencionado antes, no deja de ser algo importante, al menos, para mí.

Mañana hablaremos poquito, cosa que no mola, aunque tampoco estemos hablando mucho estos días, que si sales tú, que si salgo yo... Pero dentro de dieciséis días todo será perfecto, mientras tanto a vivir como se pueda, a salir y entrar lo que se pueda, a hablar lo que se pueda & a picarse lo menos posible. Una vez más, lo siento por todo & gracias por todo a la vez.

Te quiero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.