3 sept. 2010

Eres todo y más.

Me gusta la sensación que tengo, me gusta como me siento.

No sé, me siento que dependo casi totalmente de alguien, o sea, de ti, en el sentido de que todo lo que hago es en torno a ti. Si salgo, no paro de pensar en ti y de desear querer volver a casa para hablar contigo; si no salgo y sales tú, no paro de mirar el móvil o el ordenador por si das señales de vida por algún lado; o, por ejemplo, esta mañana quedamos en que me llamarías, no me llamaste porque te quedaste dormido y yo a la vez me había quedado sin luz y esa sensación de no poder tener contacto contigo me comía por dentro...

Por eso digo, que dependo mucho de ti, que si no estás, me faltas; y si estás pero yo no, necesito volver para estar. Quizá esto tenga que ver que en 38 días no me he separado de ti más cuando iba al baño, a la ducha o bajabas tú a comprar ¿no? Me parece que no hay mucho más. Y, que ahora de repente, volvamos a nuestras vidas en las que tenemos que depender de otras circunstancias pues a mí, personalmente, me da rabia, y me da rabia por el hecho de que este verano podíamos estar juntos haciendo lo que fuera pero JUNTOS. Ahora, sin embargo, me da rabia irme a comer y tener que dejar de hablarte una hora... ¿me habré vuelto posesiva o es que te necesito tanto que no hablar contigo un segundo ya es echarte de menos? Me estoy enñoñando demasiado desde que estoy contigo pero me empiezo a acostumbrar a esa sensación & a que me enñoñes más, si puedes.

Ya te comenté la otra noche que no pensaba que se pudiera echar tanto de menos a alguien, y es que yo a ti lo que te echo de menos no se puede describir con palabras, es algo que hay dentro que te oprime cuando no puedo hablar contigo, cuando no puedo ver tu sonrisa, tus gestos, oír tu voz y si añadimos más, no poder tocarte, abrazarte, besarte... Es algo que jamás había sentido por nadie, jamás he necesitado tanto a alguien como te necesito a ti cada milésima de segundo que pasa y a la misma vez esto que siento me da miedo porque pienso que no es normal... ¿Aunque hay algo normal en el amor? Esta sensación de miedo gusta. Me explico: Todo lo que siento por ti me da miedo porque es demasiado lo que siento por ti, a la misma vez me gusta pensar eso porque creo que en este puto mundo nadie puede sentir jamás por ti lo que yo siento y me siento tan afortunada de poder sentir estas sensaciones que no puedo evitar sonreír al pensar e imaginar, pero nunca llegando a todo porque es imposible, lo que siento por ti.

Tú me has enseñado que el amor existe, ese sentimiento que yo tenía más que oculto u olvidado, y te doy gracias por ello, por hacerme volver a confiar en alguien, por hacerme tener otra vez ilusiones y que se cumplan... Por empeñarte en mí y hacerme ver que por una pantalla de ordenador se puede querer...

Sé que esto que comenzó allá hace siete meses no va a terminar, porque no hay nadie en este mundo que pueda quererme como tú me quieres y no hay nadie en este mundo que pueda quererte como yo.

Te amo, Chema.


2 comentarios:

  1. No he llorado, pero he estado a punto...
    Me alegro tanto por los dos...(L)

    ResponderEliminar
  2. Joder... acabo de llegar, te hablo y no estás, estarás estudiando, ahora te daré 1 toquecillo, y leo esto... pff.

    Nose mi niña, solo quiero decirte que sabes mucho muchísimo que esto es recíproco... que yo por ti siento lo que jamás sentí, y jamás sentiré por nadie nunca...

    Siempre juntos mi niña.

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.