1 sept. 2010

Volviendo a la realidad...

Bueno... sigo viva, por si alguien se lo preguntó. Ahora mismo debería estar en la facultad esperando para hacer el examen que debería pero como estuve mala la semana pasada con bronquitis y anginas no pude estudiar, por lo que la dejé...

Hace exactamente 40 días que no actualizo el blog, que fue el día que llegó mi Ángel de la Guarda a mi tierra & hoy —que por cierto, hacemos siete meses—, ahora mismo, hace excasamente 20 minutos esa persona se ha marchado a su tierra. Sin comentarios de la despedida, ¿no? Se puede imaginar. Pronto volveremos a estar juntos aunque tengamos que sufrir en cada despedida, pero sí merece la pena este llanto y estas lágrimas por todos los momentos que he vivido con él en este verano, que hay tantos... demasiados para enumerar.

Solo puedo decir que ha sido el mejor verano que he pasado, que no lo cambio por ninguno, y que este solo es el primero de muchos contigo porque conforme pasa el tiempo más segura estoy de quie eres el hombre de mi vida y la persona con quien quiero pasar el resto de mis días, que es jodida la distancia pero sé que tarde o temprano la quitaremos de en medio y no habrá llantos ni sufrimientos porque seremos totalmente felices juntos. Gracias por cada segundo que me has dedicado en estos 40 días & por aguantarlo todo cuando me daban bajones, estaba saboría o simplemente no quería nada. Te amo, más que a mi puta vida, más que a todo, más de lo que se pueda imaginar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.