7 oct. 2010

A esto se le llama Magia

Hoy ha sido un día extraño, la verdad. En 28 horas he dormido hora y media o así y es que me ha dado igual haber dormido tan poquito, no puedo, ni debo, ni quiero quejarme.

Fue una noche rara, extraña pero a la misma vez mágica y única. Hacía mucho tiempo —ya que hace poco que volví de allí— que no teníamos una noche así, donde reímos por tonterías haciendo el payaso ya fueran las 3 de la madrugada o las 6 de la mañana. Donde tuvimos nuestros momentos de rayadas por boberías y supimos ayudar al otro diciéndole las palabras correctas que hicieran que eso se esfumara en menos de lo que dura un parpadeo. Tuvimos momentos románticos donde nos dijimos cosas muy ñoñas & cosas realmente bonitas, donde nos dimos cuenta —más aun— de que estamos hechos el uno para el otro, que no existe uno si no está el otro, que somos como una balanza que hay que mantenerla estable, si uno no está o está apagado o fuera de cobertura la balanza pierde equilibrio y se cae.

Pienso, que no somos dos personas, o mejor dicho, somos dos personas con una misma alma o con un mismo ser, elegid lo que queráis. Porque lo que le pasa al uno, al otro le afecta. Si uno está feliz, el otro también; si uno esta triste el otro también; si uno se raya el otro hace de antónimo para sacar esa rayada inmediatamente. En conclusión, que lo que pasa por uno, pasa por el otro automáticamente ya sea para bien o para mal, pero estamos totalmente conectados.

Siempre pensé que nunca encontraría a la otra parte de mí que formara mi vida & me la alegrara cada día. Que me ayudase tanto a seguir adelante y a querer levantarme con una sonrisa de oreja a oreja cada día. A hacer que los problemas no tengan la importancia que suelen tener para mí & a ver la vida de colores si yo la veo totalmente negra. Eres capaz de comprar todos los botes de pintura del mundo para pintarme un cielo azul con un sol entero y un arco iris enorme cuando a mis ojos solo hay nubarrones negros con ganas de lluvia —como suelen estar mis ojos en esos momentos también—.

Con todo esto, solo quiero decirte que nunca pensé que mi vida la encontraría a 1014 KM de mi casa, que jamás pensé que tirarme a esa piscina que yo nunca quise ver si estaba llena o vacía era lo que tenía que hacer desde el principio sin haber dudado ni pensado en como iba a salir, aunque esa espera mereció la pena... Gracias a esa espera sé quien será el padre de mis hijos, el hombre con quien pasaré el resto de mi vida y con quien me haré ancianita.

Gracias por una noche en vela, por haber aguantado conmigo hasta que me "levanté" a las 7:15, por haber jugado al parchís conmigo, por haber jugado al chinchón... Simplemente, por estar ahí siempre que te necesito, y aunque a veces sea muy bocazas y diga cosas que duelen, en el fondo sabes que no lo pienso, que quizá me explico mal o que en el momento me caliento demasiado...

Por todo esto y más, te amo & lo siento por los errores que aún no cometí —o sí—.

1 comentario:

  1. d*_*b

    Bueeeeeeeeno... que bonito ;$

    Me encanta :$

    Eres un amor, y te quiero mas que a mi vida!!!

    :$

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.