4 oct. 2010

Estructurando mi vida

Hoy ha sido el primer día de la facultad... Para quien no lo sepa estoy en tercero de Filología Hispánica con algunas de segundo, pero, time to time, todo a su tiempo. Solo hemos dado dos horas y algo mal contadas, pues, al ser el primer día no han dado mucha caña aunque nos han dicho información y cosas que hacer durante el curso y ya me he visto agobiada, pronto empezamos, pero bueno, soy así, no puedo cambiar. Intento empezar el curso con optimismo y con felicidad pero cuando empiezan a hablar y hablar y hablar todo se viene abajo y solo piensas en que no puedes con el curso, pero supongo que si puedo, si no... ¿Qué hago ahí metida? En fin, solo espero que todo salga bien y apruebe todas las que estén en mis manos.

Lo malo de empezar el curso son los horarios & toda esa mierda que hace que me "separe" más de ti, por las mañanas no estoy en casa, estoy en clase. Por las tardes, de momento las tengo libre hasta que no empiecen a mandar lecturas, deberes, prácticas —que me las estoy viendo en gramática— o esas visitas a conferencias & congresos... Me esperan dos buenos meses de octubre y noviembre entre materias, deberes y tonterías...

Y eso me provoca algo de miedo. Sé que esto lo sabemos desde que empezamos que cada uno tiene su vida, que es normal que con las clases disminuya nuestra comunicación, pero ahora mismo solo dependemos de mí, por así decirlo, que soy la que hace cosas... Cuando pase un tiempo y tú tengas que trabajar, ir al gimnasio, que yo vaya al gimnasio, más todo lo mencionado antes y más salidas con amigos tanto tú como yo, vamos a disminuir mucho nuestras horas de conversación, pero supongo que eso no afectará a lo nuestro, aunque joda que de estar hablando mil horas al día pasemos a un par o tres como mucho. Se hará algo jodido pero, supongo, que todo tiene su recompensa para que el día de mañana podamos tener un futuro juntos con algo de economía & poder vivir por nosotros mismos. A pesar de pensar así, me da miedo que esto pueda afectar & que te canses de que al estar haciendo cosas no podamos hablar tanto, de que si salgo, de que tenga deberes, estudiar... Supongo que solo serán "paranoias" mías pero no hago más que comerme la cabeza desde que sé todo lo que hacer.

Igualmente, ahora me provoca algo de inquietud lo que ocurre a final de mes, te quiero tener a ti a mi lado, que ese día tan importante seas tú el primero en decirme "Felicidades" con un beso en los labios y un abrazo que me rompa, & tengo miedo de que no pueda suceder, o que lo que teníamos planeado/pensado no salga tal y como imaginábamos... Ahora solo tengo miedo, pero supongo que también me afecta el que estoy medio "zombie" porque empezamos a madrugar & a acostarse tarde —aunque prometo que solo ha sido anoche—.

Solo dejarte claro que eres mi puta vida, que te echo de menos más de lo que pensaba, que necesito tus besos, tus caricias, tus abrazos, que echo de menos hasta cuando discutíamos o cuando estábamos cinco minutos sin hablarnos porque al menos estábamos uno al lado del otro y sabíamos que tarde o temprano uno de los dos cedería e iría a abrazar al otro. Anoche fue mi segunda "noche" que dormí sola y aun soltaba lágrimas antes de dormir y dejar el mundo durante unas horas, es algo que siempre he pensado, que el dormir es bueno porque te ayuda a no pensar y si tienes problemas o asuntos que te angustian no te atormentan durante unas horitas. Y, quizá, por eso siempre me ha gustado dormir para olvidar lo que me angustia. En estos momentos es lo que más me gusta, pues, no dormir me hace pensar en que no te tengo a mi lado y que te echo demasiado de menos, y cuando despierto en la noche y miro hacia mi izquierda no te veo y no puedo quitarte las sábanas, ni el edredón, ni empujarte...

Quisiera por un puto instante que te metieras en mi cabeza y notaras lo que me haces sentir cada segundo y a cada instante, quisiera que fueras capaz de entender que cuando lloro aunque sea de tristeza es al mismo tiempo de alegría. Quisiera que nunca me abandonaras, que me abrazaras hasta llorar juntos & que nunca olvidaras todo lo que siento por ti.

Gracias por todo estos días, por perder tu tiempo conmigo, por quererme & por nunca tirar la toalla por mí. Te amo, gordito mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.