15 nov. 2010

Mi mundo utópico

Texto subido a petición de Mary, pues, quiero invitarla a un lugar así conmigo, para borrar y quitar esa monotonía & esa rutina que tanto le acecha últimamente:

He encontrado un lugar donde poder refugiarme si necesito soledad. Allí todo es perfecto según mi criterio. No hay dolor, no hay lágrimas, no hay nada oscuro ni tenebroso. No existen los miedos, no existe el odio, ni el rencor, tampoco el orgullo. Solo oigo risas. Veo rostros iluminados entre el gentío, rostros que brillan diferentes y dan buenas vibraciones. Esos rostros que te invitan a estar con ellos, que no se quejan por nada, pues, en ese sitio, no existen los sentimientos negativos.

Me siento protegida contra el dolor, me siento bien. Me gusta ese lugar, allí tengo un hogar o algo similar , puedo tirarme en un enorme sofá o dar vueltas por una calle solitaria mientras el cigarrillo se consumen en mis labios o en mis dedos sin pensar que alguien pueda hacerme daño, no puedo pensar eso, no existe ese sentimiento allí.

Necesito ese lugar, no para siempre, porque hay veces que, puede sonar a masoquismo, quiero estar en esa realidad cruel y malvada; y cuando tenga miedos o necesite soledad, ir a ese mundo que me permite volar sin quejas ni reproches.

Es un lugar demasiado idílico, sería mi mundo utópico, pero ¿quién nunca ha deseado que exista tal lugar? Sigo pensando que algún día lo encontraré, encontraré ese lugar solo para mí pero será mi secreto.


2 comentarios:

  1. "Solo oigo risas. Veo rostros iluminados entre el gentío, rostros que brillan diferentes y dan buenas vibraciones. Esos rostros que te invitan a estar con ellos"
    Ante todo no me quiero cargar tu texto con este comentario pero esas líneas me han recordado el botellón de Hallo. Me sentía exactamente así, rodeada de risas, queriendo reírme y viendo a mi alrededor rostros que me transmitían buenas vibraciones. Me a gustado mucho ^^

    ResponderEliminar
  2. Bonito texto, yo nunca me he sentido así, ni he deseado ese lugar, ya que yo vivo permanentemente en ese mundo, y si todo es una mierda, o hay problemas, intento pensar que nada de eso es cierto, que todo tiene solución, y ... en lugar de amargarse con los problemas (que de vez en cuando lo hago, ahora ya menos, para que negarlo, gracias a esa personita...) intento divertirme, disfrazarlos, hacer el tonto, ocultarlos... y hacer que las personas que me rodean sean felices, sonrian... y, aunque piensen que estoy loco, merece la pena, ya que creo que la gente es mas feliz conmigo a su lado, jajaja, ha sonao flipao ¿no?

    Me encantó el texto, y gracias Emeli por la parte que me toca del botellón, yo es la vez que mejor me la pasé de todas las que salí de noche, me encantó, perfecto todo!!

    Y a ti, mi amada congresista, lucha, y ya falta menos... te amo!

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.