23 dic. 2010

Acaba el año para mí

Llorar de felicidad, creo que no hay otra forma de llorar mejor que esta... Y quizá no es bueno hincharte de llorar de felicidad pero así llevo un par de horitas, digamos que una película tuvo la culpa lo demás ya fue cosecha propia.

Digamos que uno vive pensando en problemas, en circunstancias y creo que poca gente se da cuenta de lo que realmente merece la pena, es decir, vivir. Nadie se da cuenta que nuestra vida sigue queramos o no y que un pequeño problema que tiene solución cuando se nos presenta, no tenemos otra cosa en la que pensar. Pero nadie piensa en que esos momentos que estás desperdiciando pensando en algo "sin importancia" no lo vas a volver a tener y el día de mañana te podrás arrepentir de los momentos desperdiciados por tonterías...

Creo que es el momento, queda poco del año, así que ahora ,a esta hora me propongo hacer mi balance del año, más o menos.

Este año creo que ha sido el mejor que he podido tener, aunque mejor dicho diré que es el primero de los mejores años que me quedan por vivir. La alegría de mi vida apareció por casualidad el pasado año y hasta enero no empezó todo, ahí empezó lo que era, es y será la historia con la que siempre soñé y al mismo tiempo pensaba que no existía.

El 1 de febrero dio comienzo a que mi vida no fuera sola, a que tuviera a alguien que me guiara en mis momentos en los que me quedaba sin luz, a reírse conmigo y alegrarse cuando me ocurría algo bueno, a compartir secretos y confidencias que solo él y yo conocemos, a llorar juntos cuando los problemas podía con nosotros pero inténtabamos ver que no todo salía mal y que siempre nos ocurrían las cosas buenas. Pasamos momentos inolvidables en Madrid, Málaga, Avilés y Alicante. Digamos que mi vida empezó el 1 de febrero, pues, desde entonces tengo la alegría de vivir, tengo esa chispa que me guía, y esas fuerzas que solo tú sabes y puedes darme cuando me siento perdida, que sé que nunca estaré sola y que pase lo que pase y mire a mi lado, ahí estarás tú siempre para sonreír conmigo o secarme las lágrimas. Esto que comenzó hace ya casi un año no terminará, nunca, porque esto durará más allá de la muerte.

Por otro lado, en cuanto a la amistad creo que tengo mucha suerte por tener a pocas pero personas que sé que merecen la pena, que algunos se han ido, es cierto. Pero han aparecido nuevos y aunque ahora, esos "nuevos" solo son personas con un futuro de amistad es posible que tarde o temprano se conviertan en amigos. Pero sé que hoy por hoy puedo contar y tener en mente a varias personitas —que no diré nombres— en las que poder confiar cuando se necesita ese hombro.

El tema de estudios y familia, pues, creo que más o menos va bien. Los estudios van a su ritmo, así que no mencionar más el tema. En cuanto a la familia, no puedo tener queja este año de ellos, a pesar de que discuta, de que "los odie" por llevarme la contraria o por miles de tonterías más, ellos son los que han estado siempre ahí para todo y los que este año cuando comenzó aquello por febrero fueron los primeros en alegrarse y ayudarme a que esta relación funcionara, por supuesto, hay que mencionar a mi suegra, que la pongo como miembro de mi familia. Sin ella y mis padres todo lo que hemos vivido no hubiera existido jamás y todo se hubiera hecho más difícil, pero supieron comprendernos, supieron entender lo que sentíamos y lo que necesitábamos y aunque les costara la vida, hicieron que pudiéramos cumplir el sueño de estar juntos durante muchos días, casi cuando queríamos.

En resumidas cuentas, este año es el principio de una época de años inmejorables. Este año no puedo ponerle un 10, le pondré lo siguiente, porque no puedo quejarme de la suerte que he tenido y de lo muy afortunada que soy por tener a tantas personas conmigo. Sin embargo, a las personas que este año han decidido salir de mi vida, gracias por los momentos vividos, por enseñarme, supongo, cosas que me enseñastéis, pues, cada persona te enseña siempre algo. Y, que, el día de mañana quien sabe si nos volveremos a encontrar, que os vaya bien, la verdad, no os deseo el mal.

Os deseo unas felices fiestas y un gran año nuevo.

PD: Te quiero

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Claaaaaaaaaaro!!!

    Para mi este año fué perfecto, amen de muchos problemas familiares, económicos, malos momentos... etc etc, nunca olvidaré que 2010 fué el año del principio de mi vida. Puede sonar cursi o algo así, pero la verdad me importa poco, lo único que me importa es seguir contigo muchísimos años, y pasar esta navidad juntos, en mi casa, salir todos en nochevieja pasarlo bien, llamar a tus padres para felicitarles el año... ¡¡Todo juntos nena!! Te amo... con locura.

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.