12 ene. 2011

Distancia... ¿qué es eso?

¿Cuántas veces habéis pensado que un amor a distancia no funciona o que nunca estaríais dispuestos a luchar o arriesgaros por una relación fuera de tu ciudad? Supongo que muchas personas lo habréis pensado infinitas vecees, creo que no me equivoco. Pero, ¿qué pasa el día que te das cuenta que la única persona que puede darte todo lo que necesitas —excepto lo relacionado con lo físico— se encuentra a 1044 KM de distancia? En ese momento te paras a pensar en si eso merece la pena y al final, conforme va pasando el tiempo más necesitas esa persona y acabas apostándolo todo por esa persona.

Eso es lo que me pasó a mí. Después de tantas personas conocidas en mi vida, llegó la persona que siempre estuve buscando y nunca encontraba, la encontré a pesar de todos los kilómetros que nos separan y entonces pude encontrar y saber lo que es la felicidad plena y llana. Es cierto que no puedo ir a dar un paseo con él cada día, ni puedo darle un abrazo cuando me plazca, tampoco podemos ir a comer o cenar juntos, ni podemos celebrar aniversarios juntos —a veces—, tampoco puedo irme a tomar un café con él por la tarde o recogerme al salir de clase. Pero eso creo que puede pasar a un segundo plano cuando esa persona te escucha si estás mal, ríe contigo con tus alegrías, te cuenta sus más profundos secretos, te apoya cuando nadie lo hace, te anima si te sientes mal, te "abraza" sin que te des cuenta para que te animes, te comprende como nadie puede hacerlo...

Es decir, una persona a cientos de kilómetros de ti es cierto que no puede darte muchas cosas que podría darte alguien de tu misma ciudad, pero a mí desde hace casi un año prefiero hablar con él y que me apoye cuando lo necesito, a tener a alguien aquí que sea un gilipollas. Así que si alguien que lea esto está pensando en embarcarse en un barco que lo lleva hacia una relación a distancia, móntate en ese barco sin miedos y sin pensártelo dos veces porque puede ser la persona que siempre has estado buscando y la persona que ha nacido para ser tu otro yo y a pesar de la distancia sabrá hacer que tu vida sea sin descripción con solo hablar con esa persona. Además, los momentos juntos serán más intensos y mucho mejores.

Claro que prefiero tenerte aquí, pero sabiendo lo que hay creo que nunca lo podríamos llevar mejor. Nos vemos casi cuando queremos y hablamos más que cualquier pareja "normal" lo hará o eso pienso yo.

Gracias por haberte esperado por mí y haber aguantado mis días de dudas sobre embarcarme o no, porque ahora que me embarqué en este viaje sé que este viaje nunca podría hacerlo con otra persona y que muy pronto esa distancia la echaremos a un lado y podremos estar como una pareja "normal" aunque creo que los momentos vividos a distancia son indescriptibles e inolvidables.

Te amo, José María ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.