4 ene. 2011

Tan frío y tan cálido...

Ya han pasado 9 días desde que cogí ese avión que me trajo a esta tierra tan fría pero tan cálida a la vez, y quedan 6 días para que llegue el día del regreso a mi tierra cálida pero fría...

He pasado unas navidades diferentes a las que estaba acostumbrada a tener desde hacía muchos años, he pasado la navidad con la familia de mi pareja, he dado paseos y vueltas por tierras que no conocía —Tineo, Grado...— he ido a discoteca con mi novio los dos solitos sin que nada ni nadie pudiera sentirse en medio o sentirse que sobraba, y como no, he pasado la nochevieja junto a la personita más importante de mi vida. Nos comimos las uvas con risas y descojone y luego nos dimos un beso para celebrar el año nuevo y nuestros 11 meses juntitos...

¿Quién nos lo iba a decir? ¿Quién nos iba a decir hace un año que ahora íbamos a estar así? Yo en Asturias, a 1000 KM de mi casa celebrando contigo tantos meses y unas navidades... Pero, ¿sabéis que os digo? Que no cambio por nada estos 17 días que he venido a pasar aquí, no cambio por nada ese viaje en avión que hice y que haré, no cambio por nada ese abrazo que te di y ese beso que te di, no cambio por nada tus ojitos y tu cara cuando viste mis regalos, no cambio por nada, nuestras tardes jugando a la WII, a la XBOX o dando paseos muriénonos —mejor dicho, muriéndome— de frío contigo a mi lado, no cambio por nada esas mañanas yendo a por tabaco, a comprar, a recoger a tu madre...

No quiero cambiar por nada del mundo estos días que he pasado y me quedan por pasar contigo, y sé que cuando llegue a Málaga se hará duro como siempre se nos hace, sé que lloraré durante los días posteriores y me costará otra vez asimilar que ya no te tengo a mi lado cuando abro los ojos, ni tengo a nadie que me tapa si por la noche amanezco sin manta, que ya no tendré a nadie que me haga el café, a nadie que me coja la mano por la calle, a nadie que me abrace así porque sí... Y no sé cuando nos volveremos a ver, pero tengo que ser positiva y pensar que será pronto y que volveremos a pasar los mejores días de nuestras vidas...

Gracias por hacerme pasar unas navidades diferentes y con ilusión, gracias por cada beso y cada abrazo que me das, gracias por cada noche en la que estamos juntos, gracias por preocuparte por mí, por sacarme sonrisas si echo de menos mi tierra.

Gracias por ser mi vida sin más.

Te amo, gordito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.