20 feb. 2011

Cambio de aires

Dicen que tras la tempestad siempre llega la calma... Parece ser que a mi vida ha llegado, bueno, más o menos. Tras los mil problemas que tuve hace una semana y mi humor que decayó en picado, cosa que hacía mucho tiempo que no me ocurría, por fin, volví a ver la luz tras los nubarrones negros. Digamos que ese tema se "zanjó" o se "solucionó", si se le puede decir así. Y tras esa tempestad vino una gran calma, vino la gran calma que para mí tiene un gran significado y es coger un avión —bueno, vale, tengo que coger dos—. Pasado mañana, es decir, el martes cogeré un par de aviones para cruzar la península y por ocho días olvidar todo lo que ha ocurrido para empezar lo que viene con ganas (?) y dar todo y más de lo que pueda de mí. Así que solo me queda restar los días, las horas, los segundos a este par de días que me quedan para despejarme de lo que tengo aquí, que cuando venga, volveré a tener. Pero, supongo, que al menos esos días me servirán para venir con más ánimos y más motivada para comenzar.

Deseando estoy de que llegue ese día y me suene el despertador, sé que tengo que madrugar y lo odio, pero creo que pocas veces en mi vida he querido madrugar tanto como cuando sé que ese madrugón tiene una gran recompensa. ¿Cuál es la recompensa? Esa recompensa es verte a ti, sonreír contigo, abrazarte y llorar contigo si hace falta, pero todo es contigo. Necesito esos ocho días que tanto he necesitado días atrás para olvidar. Necesito estar en tu mundo, en tu vida, necesito de ti y estar contigo. Creo que nunca he deseado tanto marcharme de aquí.

Obviamente hay personas que me dejo aquí y las echaré de menos, de verdad. Pues, estuvieron aguantando y aguantando todos mis días malos, mis rayadas, mis llantos... Pero ellos saben tanto como yo que necesito irme de aquí y volver con las pilas recargadas.

Tachemos un día del calendario cuando den las doce de la noche y a esperar a que pasen más o menos 24 horas y Cristina marchará feliz hacia esa tierra.

4 comentarios:

  1. Anda mujer ni que te fueras para no volver nunca más ¬¬ No nos pasa nada porque te pires unos días a recargar pilas, es más, nos alegramos por ti. Eso sí, cuando vuelvas nada de - necesito unos días para asimilarlo - a coger el toro por los cuernos!! Que en libre conficuración estaré necesitada de tu compañía :( Y no te preocupes vale? Vamos a estar ahí apoyandonos unos a otros, este cuatrimestre no vale pasarlo mal :P

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno bueno.... como dice la señorita Noctis... ¡No te me vienes pa toa la vidaaaaaa! ¿O siiiiiiiiiii? *-* jajajaja

    Nah.. en serio mi niña... es normal que quieras distraerte un poco, y esas personas que mentas, sabes que estarán ahí siempre, pero que, por suerte o por desgracia (digo yo que desgracia, porque si no te pego xd) yo no estoy ahí como l@s demás... así que ell@s entenderán obvísimamente que quieras venirte unos días.... y sabes que esas personas que siempre te apoyaron te apoyarán siempre porque son de lo que no hay.

    Así que vete preparando la maleta, que mañana estás aquí nena!! :D

    ResponderEliminar
  4. Eso! Eso!! Empecemos este cuatrimestre con nuevas perspectivas y tratando de proyectarnos hacia el positivismo... Lógicamente tendremos días de bajadas, pero eso es lo bueno de estar junt@s y apoyándonos mutuamente, que cuando un@ baje, ahí está el resto para subirl@ las veces que haga falta.
    Y ahora a pasarlo bien por el norte!!!!!!! A hacer mil fotos y traer mil y una anécdotas monas y divertidas para contarnos con pelos y señales! :P
    Pilas a tope!!

    Fdo:
    Uva Alcalina

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.