26 mar. 2011

La vida no es tan mala

Creo que nadie y repito, nadie, es consciente de la suerte que tiene simplemente por haber nacido y abrir los ojos en este mundo. Es cierto que últimamente no paran de pasar desgracias en el mundo y que poco a poco van aumentando, pero siendo egoístas habrá que pensar que —de momento— a nosotros no nos ha ocurrido eso y tenemos que alegrarnos de ello.

El problema está en que nosotros hemos sido "hechos" de una forma que nos venimos abajo por muchas cosas, dependiendo de la persona, nos venimos abajo por tonterías o, quizá, tenemos más aguante. La cosa es que, aunque no lo admitáis, sabéis que por x cosas ya pensamos que la vida es una mierda. Y creo que nadie se para a pensar que la vida está hecha para disfrutarla y, obviamente, para sufrir; pues, ¿pensáis que os van a dar todo hecho? No, señor. Para querer lo que realmente queremos, tendremos que sufrir, caernos, levantarnos y así sucesivamente, el problema está en que por ejemplo nosotros —al en torno que yo me refiero— somos unos adolescentes casi adultos que pensamos que nuestros problemas son los más graves del mundo y no pensamos realmente en lo que tendríamos que pensar.

Tendríamos que pensar que tenemos suerte de haber pisado la tierra, lo primero y, que, a pesar de que haya cosas que no tengamos o no nos salga bien, la vida no es más mieda, sino que tenemos que luchar por conseguir eso y no rendirnos.

Sinceramente, pienso, que la vida quien más la valora son las personas mayores, los viejecitos que veis por las calles solos andando, o sentados en un banco en grupo o tus propios abuelos. Ellos han vivido bastante más que nosotros y claro que habrán pasado por el estado de "mi vida es una mierda" pero ahora que son mayores se dan cuenta que la vida ha merecido la pena vivirla por conocer a personas que ahora son su familia o sus amigos, o, por orgullo propio haber conseguido alcanzar alguno de sus sueños. Y ahora solo les queda esperar que se le dé una invitación para irse a otro mundo.

Con esto quiero decir, que —y me incluyo la primera— hay que apreciar cada milésima de segundo que estamos en este mundo, que si algo nos sale mal hay que seguir intentándolo,;que si tenemos un desamor, tarde o temprano aparecerá la persona que realmente es la que tiene que estar con nosotros; que si discutimos o un día vemos que el día es malo, no pasa nada, hay días, obviamente que son mejores que otro, pero ese día intenta buscar, ayudándote de alguien o tú mismo, los motivos por los cuales tú quieres seguir adelante. Si no los encuentras, mira dentro de ti, lo más insignificante que pienses quizá es tu mayor sueño.

Hay que vivir cada segundo como si fuera el último, aprovecharlo todo y no desaprovecharlo en tonterías y cosas absurdos, porque al final, cuando estés en un banco sentado te arrepentirás de la cantidad de tiempo que has desperdiciado.


5 comentarios:

  1. Creo que todos pensamos como tú en algún momento pero lo cierto es que las tonterías están ahí y cuando te pasan no son tonterías, cuando te pasan son algo importante a lo que cuesta mucho restarle importancia. Y hay que quitarsela. Y hay que ver la cosas desde una perspectiva positiva porque si no como tú dices desaprovechamos la vida. Y porque iertamente en nuestro caso somos afortunadas. Hoy me he descubierto pensando qué se sentirá cuando te enfrentas a la nada... y me ha entrado pánico. Pero mañana se me olvidará que esto no es para siempre y volveré a preocuparme por todo nuevamente. Es un ciclo constante supongo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha faltado la c en ciertamente ¬¬ por teclear rápido.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la actualización, afán de superación, sacrificio, lucha por la vida, ver que no es todo malo dentro de lo que cabe, porque si tu estás mal, aunque suene perro, puedes "contentarte" por que lo tuyo no es tan malo como... aunque hay un refrán que dice, "Mal de muchos, consuelo de tontos"... así que supongo que todos somos un poco tontos en alguna ocasión.

    Pero bueno, en definitiva me gusta el tono valiente, y decidido que tiene la entrada. Me gusta ese sentimiento de disfrutar la vida, y salir adelante.

    Ainssssssssss que te como *-*

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con Eme en que todos pensamos así en algún momento que tiende a comportarse de forma cíclica... Unas veces arriba, otras abajo... Y así vamos, pero supongo que ser tan veletas tiene sus cosas buenas y es la satisfacción que una siente cuando se vuelve a estar arriba. Si siempre nos mantuviésemos igual no sería lo mismo...

    Fdo:
    Uva reflexiva

    ResponderEliminar
  5. Realmente es asi como dices,lo que te faltaba era valorar ante todo la salud,cuando tienes salud te evs fuerte para afrontar determinadas cosas,problemas con hijos,falta de presupusto para facturas etc,alguna enfermedad te hace que todo te afecte muchisimo mas,pero cuando de veras estas sola en tu habitacion clamas a dios el poruqe de esa enfermedad,piensas que he echo Señor para merecer tanto castigo? tanto dolor?y cuando el dolor calma vueves a caragr pilas y vuelves a luchar y asi dia a dia la vida pasa muy rapidamente,por ello hay que "vivir" "reir" "soñar" e incluso llorar porque no?,Llorar alivia el alma y el corazon y te da coraje para seguir pues de nuevo subiendo y bajando en esa "Montaña Rusa" que es la vida,una ruleta en donde no sabes cuando es la subida ni cuando la bajada y se te va la cabeza y te sube la adrenalina,Pues eso mismito es la vida subida y bajada de adrenalina ni mas ni menos.Y eso que vosotros sois aun jovenes y ni siquiera sabeis lo que es La Vida Real,esperemos que cuando os caseis y comiencen los verdaderos sacrificios porque tengais hijos etc.
    Firmado:Tu Suegra que te quiere muchisimo wapa.

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.