13 mar. 2011

Vasitos de agua

Como todo ser humano en este mundo, imagino, que cada cual tiene su límite, igualmente, al ser cada persona un mundo aparte, cada persona tiene su límite a un nivel. Es, como un recipiente cuando lo llenas de algún líquido que si lo sigues llenando sin parar, llegará un momento en que dicho vaso rebosa y cae todo... El problema está en que para cada persona su límite es un recipiente diferente, para unos será la cubeta de un camión, para otros un simple vaso, para algunos un vaso de chupito... En fin, que cada persona es un mundo.

Yo, por ejemplo, soy de las que tengo el límite dependiendo del momento, para unas cosas tendré más aguante y para otras menos, o quizá, para algunas puedo tragar más por así decirlo y para otras no logro ser capaz de tragar sin que se haga un nudo. Entonces, la solución es rápida y sencilla: quitar el obstáculo o sacar de tu vida eso que hace que estés a punto de explotar cada vez.

La cosa es que por mucho que tenga mi límite, por mucho que llegue al punto de querer explotar, por mucho que mi paciencia se agote nunca será lo suficientemente fuerte como para sacarte de mi vida. Yo siempre he sido de las que cuando no tenía novio o nunca lo había tenido, siempre decía: "Yo no pienso aguantar a nadie, no pienso aguantar borderías, discusiones...". Pero entonces apareces tú y desbaratas todos mis planes, haces que eso que pensaba me lo coma con patatas fritas, pues, soy capaz de tener mucho aguante y de querer solucionar las cosas hablando no cortar por lo sano y mandarlo todo al carajo.

Creo que todos tenemos rachas en las que no soportamos o no queremos aguantar, o, simplemente, que hay veces que quisieras que eso no ocurriera más, pero en lo que a mí respecta todo lo bueno que hay en ti y que me hacen sentir eclipsan por completo toda discusión o momento malo o jodido que podamos tener.

Sé que todo lo que soy es por ti, y que mi vida es por ti.

1 comentario:

  1. Bueno ... es cierto que cada uno tiene un recipiente, pero creo que todos dependemos del momento en que estemos, de qué hayamos tenido que soportar antes... o del momento del día psicológicamente hablando, estemos...

    Pero yo opino igual que tu... podré cabrearme, podré decir en un momento dado que estoy harto de todo, podré quejarme de muchas cosas, podré pensar en muchas tonterías... pero al final, cuando piensas bien, sabes que todo, aunque te esté jodiendo cada momento, sirve para algo.

    Si yo tengo qu estar jodido X tiempo, con tal de tenerte a mi lado, estaré jodido. Firmo por ello para siempre.

    Te quiero... te amo... y te necesito mas que nunca.

    Para siempre cariño.

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.