2 mar. 2011

Vuelta a casa

Hacer la maleta, recogerlo todo para que no se olvide nada, revisar una y otra vez cada parte de esa habitación para que todo vaya a la maleta. Mirar la cómoda, los cajones, el escritorio... Todo. Y empezar el camino que me lleva a casa. Coger dos aviones, hacer la escala en Madrid, estar como un zombie deambulando por ahí y por fin, llegar a casa.

En realidad es el día que no he llorado tanto en la despedida, creo que mis peores despedidas fueron la del veranoy la de navidad y no sé el por qué. Y lo que más me da coraje es que me prometí no llorar, me prometí pensar que dentro de muy poco nos volveremos a ver pero mi cabeza me jugó una mala pasada, me hizo pensar en demasiadas cosas que no debía.

Me hizo pensar en que por la noche si tengo los pies fríos no podré juntarlos con los tuyos para calentarlos, en que si me duele el estómago no tendré a nadie que me lleve a la farmacia de guardia a las 5:00 de la mañana, en que por las mañanas nadie me ofrecerá un café, en que no pasaré las tardes de bromas y risas con mi suegra mientras esperamos mirando el reloj tu llegada, en que no estaré comiendo pasta mientras todos coméis otra cosa, en que no le quitaré el agua por la noche a nadie, en que no me quejaré de la claridad contigo, en que no escucharé cada vez que como: "Es que te pasas el día comiendo, gorda", que no me dará nadie el cenicero cuando esté lejos de mi alcance, que no me descojonaré cuando me duche al tener que "pelearme" contigo para poner el agua a una temperatura media, que nadie me tapará por la noche cuando me vea destapada, que no podré cambiar las canciones de la radio y que te quejes, que no podré hacerte burla "blablabla" y me calles con un beso, que cuando me levante no podré decirle a nadie "Jose pa'rribaaa"...

En fin, ahora toca ser fuertes, pensar en lo que te puse en la carta... que tenemos que estar orgullosos y agradecidos de cada momento vivido, y no llorar por cada vez que nos separamos, pero claro, es fácil decirlo y difícil cumplirlo... Solo espero que estos días sean buenos, que la asimilación no duré apenas nada, pues, soy feliz y estoy contenta de ser la persona más afortunada del mundo por tenerte a ti a mi lado a pesar de la distancia.

Gracias por estos días que hemos vivido, por todos los momentos que hemos aprovechado juntos, ya sea, de risas, de llantos, de piques, de enfados, de besos, de abrazos...

Te amo tantísimo, Jose... Demasiado... Como nunca lo podrás imaginar en tu puta vida...

2 comentarios:

  1. Así me gusta!!!

    Es normal llorar y pasarlo mal cari... es normal querer dormir con la otra persona... despertarte.... yo mismo me he venido a bajo hoy varias veces... cuando me senté después de hablar contigo para comer los churros... me quedé en el salón solo en plan... Y_Y aquí falta alguien.... Pero pronto estaremos juntos ¿vale? te lo prometo princesa...te quiero mas que a mi vida, y siempre podremos con todo... para siempre princesa!!! muá!

    ResponderEliminar
  2. Hola mi cielo,mi nuera linda,k decirte? K llenas la casa con tus vovecitas de arrivaaa joseeeee k tienes k trabajar,,arrivaaa sariiiiiiii,,arrivaaaaaaa manolo,,,k en breves estaras aki y haremos tarta de fresa k se k te gusta,de chocolate,de nata,,jajaja.pasta de mil maneras etc,,,ya se lo k te gusta asi k,, ya no problem jajaja,,Estudia ,aprueba y asi vendras mas y mas tiempo,,Bueno mi niña k te kieroo,,Y k enbrvees estaras akii llenandome la casa entera,,asi k animarossss k en breves tais juntos dandome la tabarra jajajja T kiero wapisimaaaaaaa...Tu suegraaaaa

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.