19 may. 2011

Te quiero

Hace bastante que no escribo así que me digno a ello, si no he actualizado ha sido por vagueza, por no saber qué escribir o simplemente no querer, así que, bueno, actualizo.

Hoy mi actualización va por mi ángel de la guarda, ¿por qué? Por que me apetece simple y llanamente.

Me apetece decirte que ya llevamos un añito, tres meses y 18 días. Con sus más y con sus menos, con sus risas y sus llantos, con sus peleas y sus reconciliaciones, con sus viajes de ida y de vuelta, con sus conversaciones profundas y y sus conversaciones bobas y tontas. Cuando echo la mirada hacia atrás pienso dos cosas a la vez y me contradigo, pero, por un lado digo: ¿Ya llevamos tanto tiempo? y por otro lado digo: ¿Tan poco llevamos? Se me ha pasado todo tan rápido y tan lento a la vez que no sabría explicar cómo siento la relación en cuanto a tiempo, pero ese no es el tema.

El tema es que quiero dedicarte esto hoy para darte las gracias. Sí, las gracias. Las gracias por este tiempo y por todo lo que hemos vivido, por cada llanto que me has cortado, por cada sonrisa que me has sacado cuando yo no quería sonreír, por cada día que soñamos con ese futuro que está tan cerca y lejos a la vez, por esos momentos en los que me embobo mirándote y no quiero marcharme a dormir o a hacer cosas...

Nunca imaginé que la persona que iba a hacerme cambiar la vida tanto ibas a ser tú, jamás se me pasó por la cabeza y doy gracias a quien sea por haber hecho que nosotros hagamos nuestro propio cuento de principe y princesa, pues, ahora no imagino mi vida sin ti a mi lado, no imagino conectarme y no verte, no imagino mirar el móvil y pensar que no aparecerá nada tuyo ahí.

Y sé que a veces somos muy imbéciles, que nos entran ganas de tirar la toalla o de mandarnos a tomar fresco así sin más, pero entonces es cuando piensas en todo lo que hemos pasado juntos y dices: ¿merece la pena mandarlo todo a la mierda por una discusión absurda? Creo que la respuesta la sabemos perfectamente y que por mucha bronca que haya y que en caliente digamos cosas de las que luego nos arrepentimos, nunca podrá darse fin a esto que iniciamos aquel uno de febrero de dos mil diez.

Así que solo me queda agradecerte —de nuevo— todo lo que hemos vivido y agradecerte de ante mano todo lo que nos queda por vivir y saber que cuando las cosas estén feas y no sepamos qué hacer, solo tendremos que mirar las fotos y ver que no merece la pena estar mal.

Te quiero hoy, mañana y siempre. Te quiero mucho antes de confesar que me gustabas. Te quiero desde aquella noche que me lo dijiste por primera vez. Te quiero por que no hay nadie que me entienda —aunque a veces no mucho...— como tú. Te quiero por que así lo decidieron mis sentimientos y estoy muy conforme con ello. Te quiero simple y llanamente.

9 may. 2011

¿Obsesión, diversión, necesidad?

Está claro que la sociedad nos estamos acostumbrado tanto a las tecnologías que si algún día falla un poco ya ponemos el grito en el cielo...

Sin ir más lejos el pasado fin de semana, en la madrugada del viernes al sábado, se produjo un incendio en una de las centrales de Telefónica Movistar, que casualmente se encuentra a dos calles de donde vivo yo. Esto ocasionó cortes en muchas zonas de Málaga, además de algunos municipios como Fuengirola o Marbella. Evidentemente, están trabajando duro en ello o eso dicen, antes pasé por allí y estaba lleno de operarios y de personas por allí además de camiones de Telefónica.

Yo, por suerte, no tengo telefónica así que eso no me produjo ningún problema a mí, pude tener teléfono perfectamente y línea de internet, sin embargo, imagino que mucha gente no habrá corrido mi suerte y entonces es cuando se ven estados de tuenti, comentarios en periódicos de la ciudad criticando el mal servicio...

No voy a defender esa desgracia, pues, si a mi me hubiera pasado también me hubiera cabreado y obviamente en ese momento no hubiera entrado en razón de que si ha sido un incendio bastante grande —pues ese incendio se provocó aproximadamente a las 1 o 2 de la madrugada y no pudo ser sofocado hasta cerca de las 4 y algo...— es muy probable que se tarde en arreglar y que se solucione, ¿no?

Ahora es cuando entra mi pregunta: ¿Obsesión, diversión, necesidad? Para muchos ese corte le habrá fastidiado la diversión del fin de semana, para otros les habrá fastidiado por necesidad, es decir, por temas de trabajo. Imagináis qué hace un establecimiento abierto que necesite esa linea para trabajar... Perder dinero, obviamente. Imagino que, aunque no ha sido un accidente voluntario —creo—, habrá alguna que otra indemnización.

Pienso que conforme más pasa el tiempo más nos estamos haciendo dependientes de las tecnologías y de todo lo que conlleve electricidad. No sé si es bueno o malo, pero en estos momentos es cuando hay personas que pensarán que en otra época de vida se viviría mejor sin tener que depender de todo ello ¿no?

1 may. 2011

Nuevo blog

Bueno... Os comento que me he hecho un nuevo blog sobre un material diferente al de este y se llama El Neceser de Crisoka este blog tratará sobre temas que ya os vienen en la descripción del Blog, pero os lo resumo... Será acerca de moda, maquillaje, peinados... En fin, todo lo que yo pueda dar o decir... Espero que os guste y que me lo publiquéis por algún lado para tener más seguidores, si no os importa ^^

Gracias & un saludito!!