19 may. 2011

Te quiero

Hace bastante que no escribo así que me digno a ello, si no he actualizado ha sido por vagueza, por no saber qué escribir o simplemente no querer, así que, bueno, actualizo.

Hoy mi actualización va por mi ángel de la guarda, ¿por qué? Por que me apetece simple y llanamente.

Me apetece decirte que ya llevamos un añito, tres meses y 18 días. Con sus más y con sus menos, con sus risas y sus llantos, con sus peleas y sus reconciliaciones, con sus viajes de ida y de vuelta, con sus conversaciones profundas y y sus conversaciones bobas y tontas. Cuando echo la mirada hacia atrás pienso dos cosas a la vez y me contradigo, pero, por un lado digo: ¿Ya llevamos tanto tiempo? y por otro lado digo: ¿Tan poco llevamos? Se me ha pasado todo tan rápido y tan lento a la vez que no sabría explicar cómo siento la relación en cuanto a tiempo, pero ese no es el tema.

El tema es que quiero dedicarte esto hoy para darte las gracias. Sí, las gracias. Las gracias por este tiempo y por todo lo que hemos vivido, por cada llanto que me has cortado, por cada sonrisa que me has sacado cuando yo no quería sonreír, por cada día que soñamos con ese futuro que está tan cerca y lejos a la vez, por esos momentos en los que me embobo mirándote y no quiero marcharme a dormir o a hacer cosas...

Nunca imaginé que la persona que iba a hacerme cambiar la vida tanto ibas a ser tú, jamás se me pasó por la cabeza y doy gracias a quien sea por haber hecho que nosotros hagamos nuestro propio cuento de principe y princesa, pues, ahora no imagino mi vida sin ti a mi lado, no imagino conectarme y no verte, no imagino mirar el móvil y pensar que no aparecerá nada tuyo ahí.

Y sé que a veces somos muy imbéciles, que nos entran ganas de tirar la toalla o de mandarnos a tomar fresco así sin más, pero entonces es cuando piensas en todo lo que hemos pasado juntos y dices: ¿merece la pena mandarlo todo a la mierda por una discusión absurda? Creo que la respuesta la sabemos perfectamente y que por mucha bronca que haya y que en caliente digamos cosas de las que luego nos arrepentimos, nunca podrá darse fin a esto que iniciamos aquel uno de febrero de dos mil diez.

Así que solo me queda agradecerte —de nuevo— todo lo que hemos vivido y agradecerte de ante mano todo lo que nos queda por vivir y saber que cuando las cosas estén feas y no sepamos qué hacer, solo tendremos que mirar las fotos y ver que no merece la pena estar mal.

Te quiero hoy, mañana y siempre. Te quiero mucho antes de confesar que me gustabas. Te quiero desde aquella noche que me lo dijiste por primera vez. Te quiero por que no hay nadie que me entienda —aunque a veces no mucho...— como tú. Te quiero por que así lo decidieron mis sentimientos y estoy muy conforme con ello. Te quiero simple y llanamente.

2 comentarios:

  1. Hola mi nuera lindaaa,,bueno hacia dias k no entraba y sabes k no x ganas,,,x vagueza tambien,(somos compatibles) jajajaa,,Nada solod ecirte lo k en persona te dije,k el discuti no conlleva a ningun lado pk efectivamente se dicen cosas k luego nos pesa,lo mejor?? Pensar ,callar y buscar el momento idoneo para decir lo k nos parece mal,,poner mala cara a la minima? de k sirve cielo mio? D naaaa,,pero na d na,,Solo estar mal agusto contigo misma y con los demas,un consejo de tu "suegra viejina?" Intenta cuando veas un mal dia k mañana sera mejor,k en el veraninestaras aki,playina,salir,y las comiditas k te hacetu suegra jajaja.Canelones,lasañita,ensalada de pasta,tortillina,etc etc,o no le gusta a mi niña con tanto keso??? Pos eso mi cielo...menos malos momentos y mas mejores ok??? Ah es una orden eh jajaj,te keiro mucho wapisimaaaaaaaaaaaa,,,,,,(Tu Suegra) jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Te invito a mi Blog y ya de paso te invito a mi sorteo de verano de una paleta de 77 colores un beso

    http://makeupjhoannette-marisela.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.