3 may. 2012

Como un cigarrillo

Dos horas de sueño en el cuerpo. Un cigarrillo mal fumado. Lágrimas derramadas casi sin esfuerzo. Un último beso. Un último abrazo. Una última mirada. Un coche que se pierde tras pasar la esquina.

Y ahora volvemos a la cruda realidad que es la soledad. Vamos al momento en el cual introduces la llave en la cerradura y al abrir la puerta notas que falta algo, alguien. Entras en la habitación y no está la maleta, ni los tenis tirados por el suelo, ni ropa amontonada en una esquina, ni ropa tendida. Tampoco está el portátil encima de la mesa, ni su ratón. En la habitación no está su reloj despertador, ni tampoco su presencia.

Se ha ido. En un parpadeo, lo que tarda la luz en aparecer, en un segundo. Ya no está. Ya nadie me despertará por la mañana con bromas, ni me preguntará qué quiero para desayunar. Nadie me acompañará a comprar el pan o el tabaco. Ya no iré con nadie a jugar al billar, ni me acompañará a cualquier cosa. Nadie me ayudará a quitar la mesa ni a fregar. Ahora vuelvo a estar sola.

Me quedo sola. Sin ganas de ni fuerzas de seguir, porque muy poca gente entiende lo que es esto, piensan que hay cosas más importantes o que no es para tanto. Pero hay que vivirlo, hay que sentirlo. Tienes que estar en la piel de una persona que vive esto cada poco tiempo.

Solo me queda esperar otra vez a otro reencuentro con nervios, a otra cuenta atrás que me sirva para saber cuando te tengo de nuevo. Pero mientras tanto, me consumiré como un cigarrillo tirada en la acera.

1 comentario:

  1. Es duro, lo se de primera mano... Creo que es mas duro para el que se queda, porque nada mas entrar todo te recuerda a esa persona... Pero también creo que el que se va, tiene q estar todo el viaje sin esa otra persona... rayándose... sin poder desaparecer o entretenerse en otra cosa...

    Es jodido por ambas partes... Sabes bien que si por mi fuera te hubiera traído pero YA... Pero... bueno.

    Te he prometido que en Junio estaré ahí para recogerte... ¿ok? Así que la cuenta es sencilla, un mes. 30 días. Día arriba, día abajo.

    Te recuerdo que esto es una relación A DISTANCIA... y nos hemos visto en Diciembre, Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo... Y nos veremos en JUNIO, JULIO, AGOSTO.... etc.

    Tampoco nos podemos quejar chiquilla! ¿Jode? Obviamente... ojalá, repito, te hubieras "podido" venir... aquí no molestas, ni mucho menos, ¿te acuerdas de la canción de Ikea? Pues donde comen 3, comen 4 (8)... Así que...

    Solo me queda preparar el armario... ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.