24 nov. 2013

Aquella mujer I

Era un conjunto de dos sillones y un sofá. No era nada a destacar, la verdad, era un diseño discreto de color verde y beige, aunque el color que predominaba era el verde. Años más adelante se cambió aquel modelo a otro conjunto de dos sillones y un sofá en un tono un poco más llamativo, color mostaza, según decía la que eligió los colores: "Es que así pega con las cortinas". Aunque, ese conjunto tuvo que ser sustituido por otro conjunto idéntico a los dos anteriores, solo que en esta ocasión era un marrón oscuro, así era un "color sufrido" eso decía también ella.

Sin embargo, había algo que no cambiaba, siempre había una mujer sentada en uno de los sillones, se dedicaba a estar sentada allí mientras veía la televisión y así las horas se le iban pasando rápido. A veces cambiaba ese sillón por la esquina derecha del sofá, aunque, qué más daba lo que echaran por la tele o dónde estuviera, ella estaba tan cómoda que acababa durmiéndose mientras el vaso de tila se le iba enfriando poco a poco encima de la mesa sobre un posa vasos.

A veces, casi siempre, su nieta se tumbaba en el sofá y le pedía cambiar los canales de televisión mientras apoyaba su cabeza en las rodillas de esa mujer. A ella no le importaba, jamás le importó que los demás fueran felices y sobre todo su nieta pequeña. Las tardes eran así casi todas, aunque muchas veces tenían que cambiar aquel cómodo sillón por salir a la calle a dar un paseo o esperar a que su hija saliera de trabajar.

Da igual dónde se encontrara o qué estuviera haciendo, nunca tenía un mal gesto ni una mala contestación, intentaba mediar entre todos, si sus nietos se peleaban, ella estaba en medio, si su nieta se peleaba con su hija, ella estaba en medio. Era la alegría en persona, era la felicidad convertida en ser humano. Era una mujer que siempre estaba ahí.

Aquella mujer un día dejó de sentarse en ese sillón & se marchó.

2 comentarios:

  1. Cuánto me hubiera gustado conocer a esa mujer...

    Muy bonito =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que te hubiera querido como un nieto más (:

      Pero oye, que esto trata sobre una mujer en general, no es nadie conocida... :P

      Eliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.