1 oct. 2015

Otro día más

Suena el despertador con ese sonido tan estridente. Abren los ojos, miran al techo. Otro día más. A veces hasta ellos mismos pensaban que lo hacían todo por inercia y no porque quisieran hacerlo, supongo que hasta ese límite había llegado la situación.

Uno entraba en el cuarto de baño mientras el otro preparaba café. Luego cambiaban los puestos, él tomaba el café en la cocina mientras se encendía un cigarro y se consumía, casi como él. Ella aprovechaba su soledad para maquillar su corazón, pues, solamente ellos eran conscientes de sus propios sentimientos.

Una vez vestidos en silencio, bajaban en el ascensor observando como las puertas se movían, cada uno ya iba pensando en lo que le esperaba una vez llegaran a su trabajo. El portal era el único sitio donde podía verse una mínima chispa entre ambos: Un seco, distante y preciso beso en los labios y cada uno coge su camino.

Él va hacia el garaje, entra en el coche y organiza todo antes de arrancar. La música preparada aunque apenas le haga caso, las gafas de sol en los ojos y la brisa de la mañana acariciando la cara, quizá lo único que le acariciaba en los últimos días. Todo pasa de forma tan rápida que conduce de forma automática.

Ella no conduce. Ella trabaja cerca. Ella camina en silencio con los auriculares puestos en las orejas mientras enciende un cigarro, mientras se va cruzando con personas que quizá conozca, mientras las canciones van pasando pero su mirada está fija en el suelo. Sigue su camino de forma automática.

Al mediodía él vuelve a casa. Ella no está, ella come cerca del trabajo. Él enciende su ordenador para distraerse un poco mientras la comida se va calentando. Un cigarro por aquí, una cerveza por allá, la comida que está lista, las noticias que empiezan... Pasa la tarde entre páginas webs, música de fondo y cigarros que se consumen.

La noche cae. Ella vuelve. Deja el pan en la cocina, las llaves en la mesa de la entrada y saluda con un breve "hola" cuando pasa por la habitación dónde está él. Ella entra en su habitación, deja su ropa, coge otra y se mete en el cuarto de baño. Es su tiempo de soledad.

Él aprovecha mientras ella no está para terminar unos informes para el trabajo, para quizá charlar con alguien o simplemente buscar soluciones a la situación. Rápidamente eso pasa a un segundo plano, el fútbol empieza y se pone a verlo.

Ella sale del cuarto de baño. Prepara todo para el día siguiente y seguidamente va hacia la cocina, coge un par de cervezas y va hacia el salón. Las deja encima de la mesa y se sienta en el sofá. En su mano derecha la lata, en su mano izquierda el móvil. Ella lo mira, él la mira, sonríen por sonreír y cada uno vuelve a sus cosas.

Termina la primera parte. Hora de cenar. Cada uno se hace un bocadillo, algo rápido y ligero. Vuelven al salón. Termina la cena. Esta vez los dos han estado pendiente del fútbol e incluso han comentado algo aunque no importante.

Es hora de dormir. Ella se levanta, le da un ligero beso en los labios y se va hacia la habitación. Se mete en la cama y se acurruca, sus ojos están abiertos. No puede dormir. Sabe que le falta algo y es incapaz de ponerle solución.

Él se ha quedado en el salón solo. Apaga la televisión y se va hacia el ordenador, se distrae jugando pero a la primera partida se da cuenta de que no está concentrado. Mira hacia la pared por mirar, y se da cuenta de que le falta algo y es incapaz de ponerle solución.


Otro día que ha acabado. Otro día que a poco está por empezar. Otro día en el que la distancia se hace más grande aún. Otro día en el que el daño hace mella entre ellos. Otro día más en el que el orgullo impide poner las cartas sobre la mesa. Otro día más en el que la comunicación falla. Otro día más en el que los besos, los abrazos y las caricias se quedaron guardados en el cajón. Otro día más en el que pesan más las palabras feas que los momentos vividos. Otro día más que parece que se acerca el fin. Otro día más en el que cada uno se acuesta acompañado pero en soledad.

Creo que podríamos añadir una BSO:




Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.