30 ene. 2017

Cómo encontrar lo que estás buscando: Antes y ahora


¡¡¡Muy buenas, chicuelos y chicuelas!!!

Pues resulta que hoy publicamos la última entrada del TAG de Enero...


¡¡Pero no hay de qué preocuparse!! Que Febrero está a la vuelta de la esquina y seguro que tenemos sorpresas para vosotros, solo tenéis que estar atentos al blog.



¿No recordáis cuando erais pequeños y teníais que buscar información en esas enciclopedias enormes y pesadas? Esas enciclopedias que estaban formadas por varios tomos con ese olor tan característico (bendito olor a libro antiguo), que tenían imágenes a color (algunas, no todas), que no podíais subrayar lo importante porque vuestra madre os podía casi tirar por la ventana porque era la enciclopedia que ella había usado de pequeña y, claro, eso es algo parecido a una reliquia... Yo lo recuerdo con mucho cariño a la par de un poco... ¿coñazo?


También estaba la parte en la que te ibas a la biblioteca, preguntabas a la persona encargada y te medio aconsejaba de donde podías encontrar información acerca de lo que estabas buscando y comenzaba una odisea o quizá una aventura más peligrosa que alguna de las películas de Harry Potter, porque era imposible encontrar ese libro o situarte según las indicaciones. Al final, optabas por investigar tu solo y podías salvar el trabajo que te habían encargado.


¿Y fuisteis de la generación de la "Encarta"? ¡Bendita encarta! Esa información guardada en un CD que con el tiempo pasaba de moda...



¡Qué tiempos!

¿Dónde buscamos la información ahora? Bien, pues esa pregunta tiene una respuesta muy fácil, tan fácil es que en cuanto la responda termina la entrada:


FIN

¡Que no! ¡Que no! Que era broma...

Google... ¡San Google! Si lo comparamos con lo mencionado antes está claro que el uso de este buscador online es muchísimo mejor que cualquiera de las opciones pero se pierde esa gracia y esa chispa de tener que comerte un poquito la cabeza para buscar información o, simplemente, el hecho de pasarte una tarde entera leyendo y leyendo para sacar lo más importante... No sé, será que yo soy una persona que a veces odia las nuevas tecnologías, básicamente porque se está perdiendo mucho de lo que antiguamente era una de las mejores tareas. Para mí una biblioteca era un paraíso, hoy en día dudo mucho que la gente visite tanto esos lugares, que sí, que el tiempo pasa pero eso no quita que según qué cosas el mundo no ha cambiado a mejor.

¿Quienes de vosotros usáis un diccionario cuando tenéis dudas en el significado de una palabra o no os acordáis bien de cómo se escribe? Creo que casi nadie me responderá afirmativamente y es lógico, yo tampoco lo hago. Y eso que hace unos años me regalaron por Navidades los dos tomos del diccionario de la RAE, pero está claro que todos vamos a lo cómodo, hasta yo me incluyo.


Centrándome en el tema que más se ve en este blog, he de decir que antiguamente también lo pasábamos un poco mal cuando queríamos buscar información sobre algún dato de las novelas que estuviéramos escribiendo.Y hoy en día he de admitir que gracias a varias páginas, que ya tengo fijas en mi marcador del navegador, es mucho más fácil consultar las dudas.

¿Y vosostros qué opináis de lo que hemos hablado?
¿Estáis a favor de las nuevas formas de búsqueda o preferís las antiguas?
¿Qué ventajas y desventajas veis? 
¡Me encantaría saber vuestra opinión y saber cómo buscabais información antiguamente!


¡¡¡Nos vemos!!!


Sígueme

23 ene. 2017

Todo lo que siempre quisiste saber sobre las relaciones a distancia

¡¡¡Muy buenas!!!

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Hoy vamos con la penúltima entrada del TAG que os expliqué hace un par de semanas, como ya sabéis, aquí os dejó el enlace para que podáis echarle un vistazo y, ¿por qué no? Quizá el mes que viene te apuntes al nuevo que hagamos. ¡¡Todos sois bienvenidos!!



Resulta que un día conoces a alguien. Es la persona perfecta para ti, tiene todo lo que siempre has buscado en el amor, te gustan hasta sus defectos y te encantaría formar una familia. Si incluso has empezado a pensar que nombres quieres para los hijos que vais a tener en común pero de repente algo te frena a tirarte a la piscina. No, esa persona no está casada ni tiene pareja, ocurre algo tan simple como la distancia.

Es una palabra de 9 letras que duele, que te hace dudar, que te hace pensar en que ese tipo de relaciones no funciona, que siempre hay infidelidades, falta de confianza o que incluso por no tener contacto físico el amor se acaba por gastar. ¿De verdad dejaríais pasar a una persona que podría ser el amor de tu vida? ¿No os arrepentiríais cuando pasara el tiempo?


Hay que empezar con algo claro: es difícil pero no imposible. Aquí hay que tener muy claro que toda relación tiene que partir de una base, la confianza, en este caso la confianza es lo que más va a predominar, ¿por qué? Porque vas a estar con alguien que no podrás tocar ni ver cuando quieras/puedas, solo cuando las circunstancias lo permitan. ¿Esto quiere decir que una pareja a distancia podrá serte infiel con más probabilidad? No, rotundamente no pero no todos estamos dispuestos a pagar el precio que significa una relación así.

Recordad también que este tipo de relaciones se basa mucho en la comunicación verbal, es decir, vuestro único modo de comunicaros va a ser una pantalla de ordenador o un teléfono móvil. Y, solo así, tendréis que ir enamorándoos cada día, así vuestra relación irá creciendo.

Infinidad de preguntas nos haremos cuando decidamos embarcarnos en este tipo de relación, sobre todo si somos jóvenes y no dependemos de nosotros mismos. ¿Qué opinarán mis padres de que me haya enamorado de una persona a varios kilómetros de distancia? ¿Cómo podré costearme el viaje para ir a verlo? ¿Dónde nos quedaremos allí o aquí? ¿Algún día estos kilómetros se reducirán a simples centímetros?


Es duro. Muy duro. Habrá momentos en los que quieras tirar la toalla, en los que digas que esto no va a ningún lado, que digas que no merece la pena. Cuando te apetezca salir a tomar algo y no puedas, cuando vas por la calle y ves a las parejas cogidas de la mano, cuando necesitas un abrazo en esos días que estás más apático, cuando quieras simplemente estar con esa persona a su lado y no podáis.

Pero todo eso merece la pena cuando estás preparando la maleta para ir a verlo, cuando estás contando las horas que quedan para que el avión aterrice, cuando estás deseando que ese tren llegue a esa estación. Os prometo que esos momentos compensan el haber estado un tiempo separados, ese momento en el que os veis tras varios meses, os fundís en un abrazo que casi os convertís en uno y por fin puedes tocarlo y besarlo.


No tengáis miedo a enamoraros e ilusionaros, no tengáis miedo a arriesgar por esa persona porque puede ser la que siempre has estado esperando, la que estaba destinada a cruzarse en tu camino y dentro de unos años cuando las arrugas ocupen casi toda vuestra piel y tengáis lapsus de memoria recordaréis que todo el sacrificio fue algo más de la relación y carecerá de importancia.

“La distancia no es un problema.
El problema somos los humanos,
que no sabemos amar sin tocar, sin ver o sin escuchar.
Y el amor se siente con el corazón, no con el cuerpo".
Gabriel García Márquez

Y vosotros, ¿habéis tenido alguna relación así? ¡¡Me encantaría conocer vuestras experiencias!!

¡¡¡Nos vemos!!!



Sígueme

20 ene. 2017

Libro recomendado por Any Early Bird (Colaboración)


¡¡Muy buenas!!

Como leeis en la entrada, hoy tenemos una colaboración de Any Early Bird, en esta ocasión nos va a hablar de un libro que ha leído y quiere recomendarnos, así que aquí os dejo la entrada:



¡Hola Cris!


Me paso por tu blog de nuevo, pero esta vez para recomendarte un libro que leí hace un tiempo y me gustó tanto, que he vuelto a leer. Y de paso te lo cuento, por si te apetece echarle un ojo.

Es “Seda” de Alessandro Baricco. El original está en italiano, pero yo no lo “parlo”, así que me tengo que conformar con la traducción al castellano.


Es una historia corta (unas 120 páginas, con letra medianita en esta edición) de un hombre que hace unos viajes a Japón en 1861 para comprar gusanos de seda, y después venderlos en su tierra a un precio más caro. En su lugar de residencia el mercado de la seda estaba en alza, y era un buen negocio. En sus cortos viajes a Japón, una dama le va entregando unas notas misteriosas que le traduce una madamme japonesa residente cerca de su ciudad.
Y hasta ahí puedo contar. Antes de leerlo me pareció una novelita corta de amor, con ese título incluso una poco ñoña.


Después de haberlo leído, tengo que decir que me ha parecido mucho más. Y nada de ñoña. No es sólo una cuestión como el amor lo que se aborda, sino sobre dos cosas muy importantes: cómo llevamos los amores “platónicos” que nos surgen cuando ya estamos felizmente emparejados, y la manía que a veces tenemos de querer más cuando ya tenemos más que de sobra. Y esto último no se refiere sólo al amor, no en este libro.





Finalmente te comento que la escritura es muy viva, te lleva enseguida de un mundo a otro, con detalles que hacen ubicarte sin problema. Detalla a los personajes suficientemente bien tratándose de un libro tan corto, y el trasfondo también se sigue en una línea temporal muy bien definida recorriendo el texto.

Lo único que no me gusta de la escritura de Alessandro Baricco, es la costumbre que tiene de repetir cosas, conceptos etc. A veces esos detalles sobran.

Bueno, pues eso, que para ser un libro tan cortito, está muy bien escrito y las historias que nos cuenta están muy bien formadas. Por eso te lo recomiendo. 
¡Espero que te guste!
¡Un abrazo y nos leemos pronto!
***

Y ahora ya sabéis, dejad un comentario si conocéis el libro o por el contrario lo desconocíais pero como yo, lo acaba de añadir a la lista e libros pendientes. ¡Y no olvidéis pasaros por su blog!

¡¡¡Nos vemos!!!
Sígueme

16 ene. 2017

Guía para principantes: Cómo escribir una novela


¡¡¡Buenos días!!!

Hoy tenemos una entrada nueva del TAG que ya comenzamos a primeros de enero. Aquí os dejo el enlace a la explicación del mismo y así os enteráis de que va la cosa si eres nuevo por estos mundos, ¿a que esperáis para entrar? Recordad también que estamos en diferentes redes sociales y por ende podéis seguirnos en ellas para estar al tanto de todo.




Vamos a llamarlo guía pero yo también lo llamaría consejos. Creo que estaría bien decir que hablo bajo mi propio criterio, que así es como lo hago yo y la verdad es que a mí me sirve de mucha ayuda, es más, así fue como escribí mi libro y creo que no salió del todo mal, ¿no?


La idea

En primer lugar, lógicamente necesitamos tener una idea general de lo que va a tratar nuestro relato corto, novela, cuento, lo que hayáis decidido hacer. Yo suelo escribir novelas así que mis consejos se pueden usar para cualquier tipo, solo que al no ser cuento, por ejemplo, a lo mejor no necesitáis profundizar en ciertos puntos.

¿Cómo conseguimos "la idea"? 
Eso no se puede saber. Lo mismo lees un libro y te inspira esa historia o estás viendo una serie de televisión y hay algo que te viene a la mente y de repente comienzas a maquinar. Es decir, la idea la puedes sacar de cualquier cosa que hagas. Como ejemplo os digo que mi novela fue inspirada en una serie que vi un día anunciada en televisión, al menos la idea general, el resto ya se usó la imaginación.


Ordenar

Ahora que ya tenemos la idea toca organizarnos. Yo, por ejemplo, uso folios y libretas en esta parte. Prefiero tachones ya que a veces lo que hemos borrado puede venir bien más adelante sin que lo sepamos. Mi orden es el siguiente:
  • Escribir la trama más o menos detallada pero sin entrar en profundidad.
  • Describir los personajes
  • Buscar e investigar todo lo que necesitemos para comenzar nuestra novela, ya sea aspectos históricos, descripciones de zonas que necesitarás, información sobre empleos...
  • Hacer un orden cronológico de los hechos que ya se nos hayan ocurrido.

Lo primero que haríamos será coger un par de folios y escribir la trama, ya conocemos lo de "introducción, nudo y desenlace", ¿verdad? Pues algo así pero muy extenso para que lo tengamos presente en el momento que comencemos a escribir. Que tengamos claro como va a empezar la situación, como se va a llevar y como va a terminar. Creo que está claro, ¿no? Tened en cuenta que si no tenemos esto plasmado en papel (como sería en mi caso) puede irse de nuestra cabeza alguna idea que era importante pero en ese momento se ha esfumado.

Lo segundo, y a mí es la parte que más me gusta, es centrarnos en los personajes que vamos a usar en la historia. Tendremos que describir los protagonistas, los personajes secundarios, los antagonistas, básicamente cualquier personaje que vaya a aparecer en la historia repetidamente. Con esto quiero decir que si necesitas usar un personaje que solo hará una aparición porque es un camarero esporádico o un vecino, no hace falta profundizar en su ficha.
Aquí tendremos que decidir qué nombres van a tener, sus rasgos físicos, el carácter de cada uno de ellos, como ha sido su vida en el pasado y como será en el presente y futuro, sus pensamientos, aficiones, forma de vestir... En resumen, cualquier dato que nos pueda ayudar a escribir de forma fluida sin pararnos a pensar porque solo tendremos que pararnos a revisar la información que ya tenemos.



Lo tercero creo que es fácil, ¿no? Simplemente buscar información de lo que podremos necesitar. Por ejemplo, si nuestra historia ocurre en el siglo XV en España, sería de mucha utilidad saber cómo se vestía, como era la situación, que clases sociales había, la forma de vivir, lo que se comía... ¿Me seguís? Espero que sí.

Y por último hacer el orden cronológico de las ideas que hayamos tenido. Tened en cuenta que muchas veces pueden cambiar las siguientes escenas porque se nos ocurra algo nuevo mientras escribimos pero no pasa nada, se añade o se modifica sin problemas. Eso es lo bueno de organizar y ordenar, que puedes ir moviendo, cambiando y corrigiendo todo lo que queramos.
Yo suelo ordenar la historia por semanas o por meses para entenderme mejor y me hago calendarios para ir apuntando más o menos cuando suceden las escenas.

BONUSTRACK: Yo siempre llevo una libretita pequeña en el bolso cuando salgo porque nunca sabes cuando te puede venir la inspiración y escribirlo ayuda a que no se te olvide para cuando llegues a casa, añadirlo a tus notas.



Empezar

Aunque no os lo creáis para mí esto es lo más difícil. Y es que ahora toca coger un papel o un ordenador, depende de como escribas tú, y comenzar a escribir nuestra historia. Yo soy malísima para empezar, nunca sé cómo hacerlo porque digamos que mis ideas ya van muy por delante y el concepto de la introducción a mí me cuesta horrores pero al final tras mirar el documento de Word vacío durante algunas horas comienzo mi historia.



Y es que aquí poco consejo os puedo dar, aquí ya es todo vuestro, es vuestra imaginación, vuestro tiempo y vuestras ganas las que tienen que predominar aquí. Y una vez esto ha comenzado, solo tenéis que dejaros llevar e ir a vuestro objetivo.




Consejos generales:

Yo no soy profesional, yo no soy escritora propiamente dicho, no me dedico a esto pero es mi hobby y espero algún día dedicarme a ello, por lo tanto mis consejos van para las personas que tengan esto como forma de entretenimiento y piensan como yo.

  • Si te bloqueas, haz otra cosa. A veces nos empeñamos en querer escribir sí o sí y eso no es bueno la mayoría de las veces, tú escribes para relajarte, para divertirte y si de repente notas que la inspiración se te ha ido, date un tiempo para volver a coger esto con ganas. Nunca debes odiarlo.
  • Si te apetece escribir, hazlo. Sea la hora que sea, a mí me pasa mucho que me da el momento de inspiración cuando quizá debería dormir, pues escribo un poco para quitarme el gusanillo y luego ya sigo haciendo lo que tenga que hacer.
  • ¿No estás inspirado pero quieres escribir? Eso es algo difícil de encontrar pero hay ciertas cosas que puedes hacer y te ayudarán: Relee lo que llevas escrito, lee otras cosas que hayas hecho anteriormente, ve una película o una serie, lee algún libro. Todo eso a mí me ayuda.
  • Disfruta. Sí, eso es lo principal. Piensa que estás jugando a ser Dios con unos personajes que actúan según lo que tú decidas, así que relee cuando algo te guste mucho o llora si ves que esa parte es demasiado triste, vive como si estuvieras tú mismo en esa historia.



Espero que esta guía os pueda ayudar a escribir algunas historias. Si tenéis otra forma de organizaros o se puede añadir a lo que yo ya hago, estaré encantada de que me las dejéis en los comentarios. Toda ayuda será muy bien recibida.

¡¡Nos vemos!!



Sígueme

9 ene. 2017

Curiosidades: 10 cosas sobre mí

¡¡Muy buenos días!!

Hoy volvemos con una entrada muy interesante. Para los que seáis nuevos, os recuerdo que este mes estamos con un TAG en diferentes redes sociales, si quieres saber más sobre ello, haz clic aquí. Si te ha parecido interesante, puedes participar en los próximos que se organicen, cuantos más seamos, mejor lo pasaremos.

Y ahora vamos al tema que nos ha reunido aquí. Como ya habréis leído por la entrada o el título, hoy usaremos el blog para hablar de nosotros mismos, hace unos años os subí un TAG bastante completito que os dejo aquí para que me conozcáis un poquito mejor, en esta ocasión añadiremos algo nuevo que haya descubierto de mí en este tiempo:



  1. Mi estilo de música favorito es el Hip-Hop nacional. Pero luego puedo escuchar otro tipo como el pop, el flamenco o música instrumental.
  2. Me gusta ver películas o series repetidas, siempre aprendes algo nuevo.
  3. En cuanto a mis novelas leídas y por leer predominan sobre todo las románticas.
  4. Puedo leerme un libro en un día si me engancho demasiado, leo muy rápido. A veces, incluso para hablar me pasa lo mismo, hablo muy rápido.
  5. No me gustan las personas, es decir, odio tener que hablar por narices con personas que no conozco o ser amable por "educación".
  6. Tengo un humor demasiado raro o quizá es que soy demasiado borde, no sé como definirlo mejor.
  7. Soy muy sarcástica y eso muchas veces produce equívocos.
  8. Odio a al gente que hace las cosas mal. Sé que es muy genérico, pero yo me entiendo.
  9. Para mí entrar en una papelería es el paraíso, sobre todo me encantan las libretas y los bolígrafos. Tengo muchos de cada y a veces ni los uso.
  10. Abrí este blog como diario personal hace siete años y poco a poco ha ido cambiando hasta ser lo que yo quería, un blog de diferentes temáticas según mi estado.


Pues al final he conseguido decir algunas cosillas más que no había dicho. Espero no tener que hacer más TAGS sobre mí en los próximos años porque me quedo sin respuestas.

Si os ha gustado y queréis dejarme algunas curiosidades de vosotros mismos, estaré encantada de leeros, solo tenéis quedejármelo aquí abajo o en cualquiera de mis redes sociales.

¡¡¡Nos vemos!!!


Sígueme

2 ene. 2017

Lo que he aprendido en el 2016

¡¡Muy buenos días!! ¡¡Feliz Año Nuevo!!

Ya sabéis muchos de vosotros, que el blog es algo que a veces se me incrusta ahí como una espinita y no hay forma de sacarla, se queda ahí estancado y pueden pasar meses sin que venga a echarle un vistazo. Bueno, pues aprovechando el comienzo de año me he apuntado a un TAG junto a otras personas en el que cada día haremos diferentes cosas en diferentes redes sociales durante todo el mes de Enero. Así que ya sabéis, empezad a seguirme por las RRSS que encontraréis justo a la derecha ➨. Además, si queréis participar en el próximo, podéis entrar al grupo de Facebook en el que se organizan este tipo de cositas haciendo click aquí. ¡¡Serás bienvenido/a!!

Con esta imagen, si quieres, puedes participar en el TAG mensual que hay en Instagram.

Así, pues, ahora paso a mencionar el resto de personas que participan conmigo por si queréis echarle un vistazo a sus blogs que son la mar de interesantes:


Y ahora vamos con el tema que vamos a tratar en el día de hoy en el blog:



En relación con lo que solemos tratar en este blog, como es la literatura, los relatos o simple y llanamente escribir, creo que puedo decir muy alto que he mejorado en mis técnicas de escritura gracias a una muy buena amiga mía con la que tengo una historia plagada de mil ideas que se nos ha ido ocurriendo durante todo el año. Hay de todo en esa maravillosa historia en la que hay muchísimos personajes y eso ha ayudado mucho a ampliar mi imaginación en otras historias que tengo o en la forma de escribir y relatar.

Quizá también he aprendido a estar sola. Suena dramático, lo sé, pero en enero del pasado año, mi pareja tuvo la suerte de encontrar trabajo y los que me conocéis sabéis que vivo con él y su familia. De estar siempre juntos a estar todo el día sola en una ciudad a 1000km de distancia de mi tierra, mi familia y mis amigos... Pues es duro. Pero poco a poco lo he ido llevando bien, además, esa historia que arriba os comentaba me ha ayudado también a que el tiempo pase más deprisa.

Y, supongo que esto también me ha hecho aprender que no siempre puedo estar con mi familia, que no siempre voy a poder estar al lado de mis amigos, que la vida continua y que hay caminos que han de separarse físicamente, la diferencia es que hoy en día en comparación con hace algunos años es que a pesar de no tenerlos a mi lado, siempre me siento más o menos acompañada cuando hablo con ellos.

Y creo que como última cosa que este año me ha enseñado es... a montar en bici. A mis 26 años después de varios intentos cuando era pequeña he vuelto a coger una bicicleta y he aprendido, puedo decir: ¡sé montar en bicicleta!

Y eso es todo.

¡¡¡Nos vemos!!!

Sígueme