30 ene. 2017

Cómo encontrar lo que estás buscando: Antes y ahora


¡¡¡Muy buenas, chicuelos y chicuelas!!!

Pues resulta que hoy publicamos la última entrada del TAG de Enero...


¡¡Pero no hay de qué preocuparse!! Que Febrero está a la vuelta de la esquina y seguro que tenemos sorpresas para vosotros, solo tenéis que estar atentos al blog.



¿No recordáis cuando erais pequeños y teníais que buscar información en esas enciclopedias enormes y pesadas? Esas enciclopedias que estaban formadas por varios tomos con ese olor tan característico (bendito olor a libro antiguo), que tenían imágenes a color (algunas, no todas), que no podíais subrayar lo importante porque vuestra madre os podía casi tirar por la ventana porque era la enciclopedia que ella había usado de pequeña y, claro, eso es algo parecido a una reliquia... Yo lo recuerdo con mucho cariño a la par de un poco... ¿coñazo?


También estaba la parte en la que te ibas a la biblioteca, preguntabas a la persona encargada y te medio aconsejaba de donde podías encontrar información acerca de lo que estabas buscando y comenzaba una odisea o quizá una aventura más peligrosa que alguna de las películas de Harry Potter, porque era imposible encontrar ese libro o situarte según las indicaciones. Al final, optabas por investigar tu solo y podías salvar el trabajo que te habían encargado.


¿Y fuisteis de la generación de la "Encarta"? ¡Bendita encarta! Esa información guardada en un CD que con el tiempo pasaba de moda...



¡Qué tiempos!

¿Dónde buscamos la información ahora? Bien, pues esa pregunta tiene una respuesta muy fácil, tan fácil es que en cuanto la responda termina la entrada:


FIN

¡Que no! ¡Que no! Que era broma...

Google... ¡San Google! Si lo comparamos con lo mencionado antes está claro que el uso de este buscador online es muchísimo mejor que cualquiera de las opciones pero se pierde esa gracia y esa chispa de tener que comerte un poquito la cabeza para buscar información o, simplemente, el hecho de pasarte una tarde entera leyendo y leyendo para sacar lo más importante... No sé, será que yo soy una persona que a veces odia las nuevas tecnologías, básicamente porque se está perdiendo mucho de lo que antiguamente era una de las mejores tareas. Para mí una biblioteca era un paraíso, hoy en día dudo mucho que la gente visite tanto esos lugares, que sí, que el tiempo pasa pero eso no quita que según qué cosas el mundo no ha cambiado a mejor.

¿Quienes de vosotros usáis un diccionario cuando tenéis dudas en el significado de una palabra o no os acordáis bien de cómo se escribe? Creo que casi nadie me responderá afirmativamente y es lógico, yo tampoco lo hago. Y eso que hace unos años me regalaron por Navidades los dos tomos del diccionario de la RAE, pero está claro que todos vamos a lo cómodo, hasta yo me incluyo.


Centrándome en el tema que más se ve en este blog, he de decir que antiguamente también lo pasábamos un poco mal cuando queríamos buscar información sobre algún dato de las novelas que estuviéramos escribiendo.Y hoy en día he de admitir que gracias a varias páginas, que ya tengo fijas en mi marcador del navegador, es mucho más fácil consultar las dudas.

¿Y vosostros qué opináis de lo que hemos hablado?
¿Estáis a favor de las nuevas formas de búsqueda o preferís las antiguas?
¿Qué ventajas y desventajas veis? 
¡Me encantaría saber vuestra opinión y saber cómo buscabais información antiguamente!


¡¡¡Nos vemos!!!


Sígueme

16 comentarios:

  1. Bendita encarta, eso si que eran trabajos de investigación... no ahora que son "copy-paste"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo, primo! Antiguamente nos teníamos que comer el coco y los trabajos casi nunca eran parecidos, ahora... En internet hay de todo y por no hablar de cuando estaba el rincón del vago (no sé si sigue existiendo). Bueno, gracias por pasarte, un besazo!

      Eliminar
  2. Yo a veces también odio tanta tecnología aunque en este caso lo veo bien,es una mejoría por así decirlo porque gracias a la rapidez y eficacia de encontrar lo que buscas en la web es más fácil acabar dichos trabajos de estudios que as mencionado porque de la maneras vistas anteriormente muchos se cansan de buscar o no terminan encontrando lo que buscan y no pueden acabar dichos trabajos así que mientras sea para ayudar y no perjudicar pues lo veo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes totalmente toda la razón, hay gente que seguramente tire la toalla por no molestarse en buscar... Pero creo que así también se aprendía más, ¿no? Bueno, ahora es diferente, todo tiene sus ventajas y sus contras. Gracias por pasarte.

      Eliminar
  3. Me a encantado, recordar las horas de biblioteca o de trabajos con la enciclopedia que todos teníamos en casa, que recuerdos y que bien hacíamos los trabajos, con libros, informándonos, copiando, escribiendo.... google te lo da a golpe de clic pero tb quita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me acuerdo trabajos en la mesa del salón y todo lleno de enciclopedias abiertas para coger información de aquí o allí, eran buenas investigaciones jaja

      Eliminar
  4. Me acuerdo cuando utilizaba la enciclopedia Larousse para busca información, eso si era investigar ajajaja, ahora con tanta tecnología, cierto que dispones de más información y si te pones a investigar, puedes sacar provecho, pero como todo, hay gente vaga que copia y pega, todo tiene sus ventajas e inconvenientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!! Eso era investigar y no lo de ahora, que oye, las enciclopedias pensaban lo suyo eh! jajajajajaja

      Un saludo!

      Eliminar
  5. La verdad es que Google nos ha facilitado mucho las cosas, esta más actualizado, pero también hay que ir con cuidado y comprabar que todo sea cierto, eso en las antiguas enciclopedias no pasaba...

    La verdad es que yo las recuerdo con cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad hoy en día cualquiera da una información y ya depende de la persona si lo cree o no, eso es peligroso.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Yo me acuerdo de una vez, que nos mandaron un trabajo de historia.
    El profesor se equivoco y me dio una nota con su estudio "Orígenes de la resistencia burgalesa en la guerra de la independencia"
    Mi abuelo le ha gustado la historia y estuvimos buscando en las 3 bibliotecas, más en libros.
    No se lo recomiendo a mi peor enemigo jjj
    Con encarta se nos abrió la opción de trabajo reducido, o los primeros disquettes con páginas de internet, buscando en netscape

    Ahora es más sencillo, con los buscadores jjj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, también tirabas de personas para buscar información, fue una época bonita, al menos yo la recuerdo con cierta nostalgia.

      Eliminar
  7. No lo podemos negar guapa, vivimos en la era de lo digital y esta es la realidad que vivimos, ahora buscamos de otra manera, pero yo fui de ir a biblioteca, aún voy porque existen y me encanta eso de pedir libros, información y de luego tener que llegar a casa y buscar en google porque no encontré, pero no importa jajaja El tema es que estamos perdiendo mucho con la tecnología y ganando en otras cosas, pero no podemos dejar que esto nos quite algunas de las cosas buenas que era antes tener un libro en mano y encontrar información allí :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo. La información que contenían los libros es cierto que ahora con dos clicks las encontramos pero el momento de buscar e investigar, era lo mejor.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Madre mía la encarta... Qué vieja me siento cuando leo estas cosas... Yo depende de qué información necesite, tampoco es que todo aparezca en Google... También uso mucho Wikipedia, a veces hasta colaboro en ella. Y yo sin las bibliotecas no podría vivir, no entiendo mi vida sin tocar papel. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no contemplo una casa sin libros, la verdad, aunque las enciclopedias estén de adorno porque lógicamente no la usamos por la comodidad, pero para los que somos lectores empedernidos siempre preferiremos el papel, te entiendo.

      Un saludo.

      Eliminar

Los comentarios pasan por moderación, así que no te preocupes si tardas un poco en verlos publicados. Muchas gracias por pasarte y dejar tu huella.